Ecos del Congreso de Contratación Pública en Formigal.

(organizado por el ObCP)

La semana pasada ha sido el Congreso de Contratación Pública en Formigal.

En este enlace tenéis el programa. Ha sido, como viene siendo habitual, un congreso eminentemente jurídico. Y un éxito de participación y crítica. Muy buen ambiente y un nivel excelente de exposición de temas e intervención.

Pero la contratación pública no es solo un problema jurídico. Y resolver la complejidad jurídica creciente no va a ofrecer mayores beneficios por si solo al servicio de contratación pública, ni va a mejorar ostensiblemente el beneficio que los contribuyentes deberían recibir y percibir de todo el presupuesto que se dedica a la contratación. No va a aportar todo lo necesario al cambio sistémico que está empezando a fraguarse en el servicio de contratación.

contratación pública
Fuente: obcp.es

La contratación pública ha adquirido notoriedad en los últimos años debido a los casos de corrupción constantes y a los abusos de todo tipo que se han llevado a cabo por los responsables de su gestión y control.

Este hecho unido a la inminente y obligatoria transición al formato electrónico de la relación electrónica entre el servicio de contratación y el mercado, nos lleva a identificar el reto del futuro de la contratación pública. “No puede seguir como está, ni tiene arreglos parciales, y su transición depende de la coordinación y colaboración de tres silos: jurídico, tecnológico y organizativo-cultural.

En el congreso se ha hablado, fundamentalmente de:

Novedades de la Jurisprudencia del TJUE.

• La nueva regulación de los medios propios.

Competencia: Pero no se ha identificado el peligro de la competencia que implica la segmentación tecnológica del mercado. Y no hay que irse por encima de los Pirineos, esa segmentación ya está entre nosotros.

• TTIP y CETA, como tratados internacionales que van a afectar de forma notoria a nuestra sociedad y también a la contratación pública y que no han sido discutidos ni notificados

• La perspectiva de la contratación desde la seguridad y buen gobierno

• La trasposición de las directivas con la génesis del Anteproyecto y las explicaciones de por qué no se ha podido trasponer a tiempo, a pesar de que no ha habido nada que no se supiera con 4 años de antelación

• De inclusión social y medioambiente.

Y hemos echado en falta haber escuchado algo sobre:Congreso Contratación Pública

Las recomendaciones institucionales que se hacen para que 21.000 órganos de contratación y 3 millones de proveedores sepan qué tienen que hacer, cómo, cuándo, y cuáles son los riesgos y obstáculos que van a enfrentar en la transición. A dos años vista.

Las obligaciones de estándares que hay que utilizar para evitar la segmentación tecnológica y las consiguientes barreras a la competencia por el uso de tecnologías no interoperables.

Algunas pautas y consejos a los organismos para entender el verdadero problema que tenemos enfrente: cómo hacer que los tres silos (jurídico, tecnológico y cultural) funcionen de forma coordinada a través de la participación de las personas que los forman.

Consejos a los individuos que forman “el ejército” de la contratación pública para que puedan utilizar nuevas armas y municiones digitales que les permitan sobrevivir en un entorno nuevo hiperconectado, hiperinformado, sin fronteras y con paredes techos y suelos de cristal…

Las pautas que hay que dar a los departamentos de tecnología, para evitar el incrementalismo que emboza cualquier resultado lógico y sostenible.

Identificar y apoyar “o eliminar” a la industria nacional o europea que está capacitada para apoyar a estos órganos de contratación con productos y servicios homologados. Generar una política institucional coherente y clara con los objetivos y las necesidades de los agentes que intervienen en el servicio.

La formación y nuevas capacidades, eminentemente digitales, (éste debería ser el foco preferente de la llamada profesionalización del sector) que se requieren en los individuos y cómo se va a incentivar el proceso de adquisición de estas nuevas capacidades por parte de las instituciones.

Cómo hay que diseñar la hoja de ruta personalizada de cada organismo y las intervenciones para conseguir la participación de todas las personas que gestionan el servicio de contratación.

Cómo ampliar la actual micro-contratación (contratación de expedientes unitariamente considerados) con actividades de la macro-contratación (tratamiento estadístico de todos los expedientes en todos los niveles –local, regional, nacional, europeo…- y visualización de patrones que puedan predecir comportamientos y diseñar políticas públicas en contratación)

Cuál es la política de incentivos que se podría poner en marcha para que todo esto empiece a caminar.

Por tanto, los ecos que han quedado de Formigal son que se avanza en la comprensión de la norma, en su interpretación, pero que aún no se divulga ni llega a los 21.000 órganos de contratación, ni a los 3 millones de potenciales proveedores. Ni se expone el problema de la transición obligatoria de servicio de contratación al formato electrónico en toda su crudeza. Ni tampoco los beneficios sociales que implica tener este servicio afinado y dando resultados a los contribuyentes, cumpliendo sus principios, por instrucción generalizada de los agentes que intervienen, y por una transparencia total de las actuaciones que se realicen.

Pero a lo mejor es que Formigal debe ser ese punto de encuentro para aclarar la norma jurídica y hay que dejar a los gestores y a los técnicos y a los políticos que se organicen en otros escenarios. Pero si esto fuera así, seguiremos trabajando en silos, y no podremos alcanzar los resultados deseados alrededor del servicio de la contratación pública.

En resumen, ha sido un placer asistir a Formigal y seguir aprendiendo, pero hay trabajos que habría que ir avanzado en paralelo (en Formigal o en otros escenarios) para conseguir alcanzar los objetivos finales que le han puesto al servicio de contratación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *