Plyca: Más allá de la tecnología, donde se encuentran nuestros clientes

Plyca nació de la mano del Ministerio de Administraciones Públicas. Impulsado por Víctor Izquierdo, que intentó agrupar todas las voluntades públicas posibles alrededor del proyecto, en el que quiso afrontar el reto (en 1998) de modernizar el servicio de contratación en todo el sector público. Su intención era generar sistemas de información que permitieran realizar la contratación pública en formato electrónico, a lo largo de todo el ciclo de vida de un expediente de contratación.

Talleres Design Thinking

Esa intención no era hacer un producto para la administración que tuviera que usarse de forma obligada, sino generar una industria donde la administración pudiera escoger en función de sus necesidades y en función del contexto. No se trataba de que la administración se pusiera a “fabricar coches”. Se trataba de generar una “industria del automóvil”.

20 años después la industria no se ha creado. A diferencia de otros países de nuestro entorno como Portugal, no hemos sido capaces de generar el entorno adecuado para que esta industria de los sistemas de información para la contratación pública en formato electrónico, pueda prosperar.  De hecho es la industria de Portugal la que ha venido a España, como pudimos ver en el 1er Congreso Nacional de Contratación Pública Electrónica celebrado recientemente en Valencia.

La suite de productos PLYCA para la contratación pública electrónica y sus servicios asociados, ya está bastante madura. Aunque aún le queda avanzar en los elementos de interoperabilidad que Europa propone pero cuya falta de obligatoriedad hace que nuestros clientes aún no nos los estén demandando. Pero en general PLYCA es una buena solución. O al menos eso es lo que la mayoría de nuestros clientes dicen.

PLYCA y el cambio cultural
Participantes en el taller de Design Thinking organizado por ISEL

Pero, siempre hay un pero (o varios), somos conscientes que aún habiendo superado el reto tecnológico y siendo capaces de encarar el reto jurídico (cambios interminables y a un ritmo imposible de seguir), hay algo en lo que aún debemos perseverar e incidir con más énfasis: ayudar a realizar el cambio cultural al entorno digital de los agentes que intervienen en el servicio de contratación pública.

En Málaga, y organizado por el ISEL de la Diputación de Málaga, hemos participado la semana pasada en una experiencia innovadora: un taller de design thinking sobre el diseño de las intervenciones para que organismos e individuos afronten el cambio cultural en el servicio de contratación. Este documento ofrece una guía de como se ha desarrollado este taller. Y aquí tenéis un vídeo como documento gráfico del taller.

No sabemos si este aspecto cerrará de forma coherente y satisfactoria la oferta que hacemos a nuestros clientes (contratación electrónica para el sector público), pero tenemos una cierta sensación que más allá de productos y servicios asociados, todos ellos están tratando de entender y superar el entorno digital que poco a poco les rodea. Muchos de nuestros futuros clientes están ahí: tratando de entender cómo realizar el cambio cultural de todos los agentes que intervienen en el servicio de contratación.

Nosotros también queremos ayudarles a realizar ese cambio cultural. A estar con ellos en este nuevo desafío. Y si nos necesitan ponernos a su disposición. Como siempre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *